Dyson inaugura la residencia para los estudiantes del Dyson Institute of Engineering and Technology

Inauguración del Dyson Village
El campus tecnológico de Malmesbury crece con la apertura del Dyson Village, donde se alojarán los estudiantes de su centro de estudios universitarios.

El Undergraduate Dyson Village es la última aportación al campus del Dyson Institute of Engineering and Technology en Malmesbury, Reino Unido. Éste, pasa a formar parte de una inversión que ya suma 35 millones de euros, que la compañía británica quiere destinar al alojamiento de los estudiantes y que contará además con una amplia gama de espacios de ocio.
 
El Dyson Undergraduate Village ha sido diseñado por James Dyson y arquitectos del estudio Wilkinson-Eyre. Está compuesto de 63 pods inspirados en Habitat 67, una comunidad modelo y complejo residencial en Montreal, Canadá. Estructurados en tres niveles, estos pods están emplazados de manera que todos los estudiantes puedan disfrutar de un alojamiento de alta calidad y con excelentes vistas a la campiña. Para recrear un ambiente rural, cada pod tiene su propia entrada principal: los que están situados en el nivel inferior conducen a la zona ajardinada, mientras que a los superiores se accede por aceras situadas en rampas de tierra curvadas.
 
En el centro del village, se encuentra el Roundhouse, un edificio circular que incluye una cafetería, un bar, una sala de proyección y un espacio de estudio. Al mismo tiempo, el hangar adyacente, contiene un gimnasio completamente equipado, canchas polideportivas y se impartirán clases de boxeo y yoga, todas gratuitas para los estudiantes del Dyson Institute of Engineering and Technology.
 
Según Sir James Dyson, El Dyson Institute of Engineering and Technology ofrece un enfoque muy distinto en materia de enseñanza superior y quería que los espacios donde se alojasen los estudiantes, fuesen igualmente distintos. Tenía muy claro que no quería que esto fuese una residencia de estudiantes anodina, sino más bien el espacio perfecto diseñado para estudiar el uso de materiales y tecnologías novedosas.
 
Cada pod se entrega con muebles adaptados, un amplio espacio de almacenamiento integrado y baños preinstalados.

Notas al editor

En marzo de 2016, James Dyson se reunió con Jo Johnson, Miembro del Parlamento y Ministro de Estado para las Universidades, Ciencia, Investigación e Innovación, para tratar la escasez de capacidades de ingeniería a las que se enfrenta el Reino Unido. A diferencia de la mayoría de ministros anteriores, Jo ofreció a James una posible solución. Propuso que James se aprovechara de la nueva legislación que iba a ser aprobada por el Parlamento (el Higher Education and Research Bill, ahora una Ley del Parlamento) y establecer su propia universidad para futuros ingenieros.
 
Jo Johnson observó que son las empresas las que están experimentando, invirtiendo y desarrollando para crear otro futuro, y ha llegado a la conclusión de que deben tener legitimidad para educar y preparar a la siguiente generación de ingenieros.
 
18 meses después de esa reunión, el primer grupo de estudiantes del grado en ingeniería empezó a trabajar en el campus de Dyson, en Malmesbury, en septiembre de 2017.

Sobre el Dyson Institute of Engineering and Technology

El Dyson Institute of Engineering and Technology fue inaugurado en septiembre de 2017 y es la primera institución de su categoría en el Reino Unido. Los estudiantes del grado en ingeniería de Dyson no pagan ninguna tasa académica. Además, están remunerados y trabajan junto con expertos de renombre a nivel mundial y con otras empresas de tecnología. Representa mucho más que un trabajo y que un Grado. Tienen acceso a espacios de enseñanza adaptados y personalizados, así como a 136 laboratorios repartidos por todo el campus. Se está trabajando para desarrollar un centro de enseñanza de 3.000m2 en el campus de Malmesbury, que estará listo para septiembre de 2019.
 
El curso cubre los fundamentos de ingeniería en los primeros dos años y profundiza en contenidos específicos de electrónica, software e ingeniería mecánica en el tercer y cuarto curso. A su vez, trabajarán en el desarrollo de productos reales con el Equipo Global de Ingeniería de Dyson, tres días a la semana.
 
El Director del Instituto Dyson, Duncan Piper, afirma, “El integrar a nuestros estudiantes de Grado en nuestro Equipo Global de Ingeniería, no solo es beneficioso para su aprendizaje académico, sino también para los equipos de los que forman parte. Es verdaderamente emocionante que nuestro campus en Reino Unido se convierta en un centro de especialización académica y técnica.”

Sobre Dyson

Dyson es una empresa global de tecnología con operaciones de ingeniería y de pruebas en Malasia, Singapur, Filipinas y el Reino Unido. Dyson cuenta con más de 14.000 empleados a nivel mundial, incluyendo a 5.000 ingenieros y científicos. Una proporción cada vez mayor de los mismos se encuentra en el Sudeste Asiático, donde se desarrollan distintos proyectos y operaciones.
 
Dyson está llevando a cabo proyectos ambiciosos para el desarrollo de nuevas tecnologías, con equipos globales centrados en celdas de batería de estado sólido, motores eléctricos de alta velocidad, sistemas de visión, tecnologías de aprendizaje automático e inteligencia artificial.
 
En septiembre de 2017, Dyson anunció que llevaba tres años trabajando en la creación de un vehículo eléctrico. Además, adelantó que invertiría 2.000 millones de libras en su desarrollo, cuyo lanzamiento está previsto para 2021.

Sobre Wilkinson-Eyre

Wilkinson-Eyre crea una arquitectura bella y atrevida para que la gente disfrute de ella, así como para realzar el potencial del entorno de sus construcciones. Desde la restauración de la Central Eléctrica de Battersea hasta la Torre Barangaroo en Sydney o el CIBC Square in Toronto, ha desarrollado varios proyectos a nivel global que son referentes para todo el mundo.
 
Siendo uno de los principales estudios de arquitectura del mundo – con oficinas en Londres y Hong Kong –, su portfolio de proyectos incluye el Centro Internacional de Finanzas de Guangzhou, uno de los edificios más altos del mundo; los invernaderos gigantes y refrescados de Gardens by the Bay en Singapur; la aclamada estructura temporal para el Estadio de Baloncesto de las Olimpiadas de Londres; la biblioteca Weston de la Universidad de Oxford y nuevos hogares diseñados a partir de gasómetros históricos en King’s Cross, Londres.
 
Wilkinson-Eyre ganó el Premio Stirling de Arquitectura por el Puente Gateshead Millennium y el Magna Science Adventure Centre en Rotherham.